La facultad del SII de poner término de giro – muerte súbita para las empresas de papel